Añatuya: Violó a su ahijada de 12 años cuando lo acompañaba a retirar un remedio

Añatuya: Violó a su ahijada de 12 años cuando lo acompañaba a retirar un remedio

Dos primos añatuyenses se dirigían a pescar en el Kilómetro 5. Iban caminando. En esa circunstancia en una zona montuosa, frente a una escuela de la circunvalación, vieron una moto estacionada. Se detuvieron a unos cien metros para esperar a un amigo, ocasión en la que vieron salir del monte a un hombre y por detrás a una niña, que se limpiaba la ropa. El hombre saludó a uno de los pescadores porque lo conocía, mientras que los primos vieron que la menor —a quien también conocían de vista— quería llorar. Seguidamente, el hombre tomó la moto y se fue con la niña. Los testigos se introdujeron al monte y advirtieron pastos aplastados y fluidos corporales en la tierra.

La noticia de una supuesta violación llegó a oídos de la madre de la menor, quien decidió hablar con su hija. La niña le contó que, el 15 de abril pasado, cuando su padrino y tío paterno le pidió permiso a su madre para que lo acompañara hasta el hospital zonal para retirar un medicamento, él se desvió de camino y la abusó sexualmente en el monte, a pesar de la resistencia de la víctima. Tras saciar sus bajos instintos, el depravado le prometió que le daría plata si no contaba nada.
La madre le informó lo sucedido a su pareja y padre de la niña, quien trató de hacer justicia por mano propia con un palo, pero fue contenido por su mujer antes de que saliera a buscar a su hermano.
La denuncia fue realizada en la Comisaría de la Mujer y la Familia Nº 4 de Añatuya y se inició una profunda investigación, dirigida por la fiscal Alejandra Sobrero, quien ordenó la aprehensión del sospechoso en la vía pública y una orden de allanamiento en su casa.
Personal policial de la Comisaría Nº 41 que realizaba trámites judiciales en cercanía del hospital zonal, advirtió la presencia del sospechoso en la vía pública con una mujer, por lo que se alertó a sus colegas de la Brigada de Investigaciones de la Departamental 13, que identificó y apresó al hombre de 32 años, acusado del delito de abuso sexual con acceso carnal. Quedó a disposición de la fiscal Sobrero y de la Comisaría de la Mujer y la Familia Nº 4.

La abusaba en medio de los basurales desde los ocho años

La fiscal Alejandra Sobrero, hasta que dispuso la aprehensión y la orden de allanamiento, ordenó varias medidas procesales para reunir pruebas. Una de ellas fue el examen médico legal, ocasión en la que los profesionales determinaron que la niña de doce años tenía defloración de antigua data.
De acuerdo con lo que había manifestado la víctima, su tío paterno la abusaba sexualmente desde que tenía ocho años. Aprovechando su familiaridad y además de ser padrino, el sujeto solía llevarla a la casa de sus abuelos, aunque en el camino de ida o de regreso, la violaba en los basurales que se encontraban detrás de la escuela. Los aberrantes hechos comenzaron cuando la víctima tenía ocho años y, a cambio de los abusos, el depravado solía darle 100 o 200 pesos.