Descontrol en fiestas clandestinas terminó con un policía internado tras salvaje agresión

Descontrol en fiestas clandestinas terminó con un policía internado tras salvaje agresión

Un funcionario policial resultó herido al intervenir en un procedimiento en el que intentaron desalojar una reunión social donde había un grupo de jóvenes que consumían bebidas alcohólicas y provocaban disturbios. Cinco de los supuestos agresores fueron reducidos, entre ellos un adolescente.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, el hecho se registró ayer en horas de la mañana, alrededor de las 8, en inmediaciones de calles Varsovia y San Martín del barrio Centro en Colonia Dora. Según informó la Policía, los uniformados fueron requeridos “debido a los incesantes desmanes ocasionados por un conjunto de violentos individuos”.

Al arribar la Unidad Móvil a la mencionada esquina para dispersar a los jóvenes que se habían reunido, éstos comenzaron a lanzarles piedras y ladrillos, lo que requirió el pedido de apoyo de sus colegas de la Comisaría 42. En ayuda de sus pares, llegó la Unidad Táctica Motorizada con dos efectivos policiales, de los cuales un agente se llevó la peor parte, al recibir el impacto de un ladrillo en su cabeza, lo que provocó su caída.

Esa situación fue aprovechada por los agresores para rodearlos e intentar lincharlos. Al verse acorralados, los policías tuvieron que ingresar en una vivienda para resguardarse.

Mientras el resto de las unidades policiales de Colonia Dora, la Comisaría Nº 55 de Icaño, la Comisaría de Herrera y Patrulla de Caminos pertenecientes a la Dirección de Seguridad Vial, organizaron el operativo para repeler y controlar la situación.

En contacto directo con la Fiscalía a cargo de la Dra. Florencia Garzón, ordenó la aprehensión de los acusados, luego de anoticiarse del grave episodio y el traslado urgente del agente de policía lesionado hasta la ciudad Capital, como consecuencia de la lesión sufrida.

En consecuencia, cinco jóvenes fueron arrestados e identificados como Luis Sosa (34), Julio Cisneros (19), Luis A. Sosa (25) del barrio Centro y Juan Castaño (22) del barrio San Martín, además de un menor de 14 años.

Sobre los demorados, la fiscal dispuso la aprehensión de los mayores por el delito de lesiones, infringir el artículo 205 del CPA, atentado y resistencia a la autoridad policial. Con respecto al menor, dispuso que se haga entrega a sus padres.