DÍA NACIONAL DEL TEATRO

DÍA NACIONAL DEL TEATRO

  

   Para conocer los orígenes del teatro en Añatuya, tendríamos que viajar varios años atrás, y aún asi, el inicio de esta disciplina artística sería algo incierto.  Pues, si consideramos que la danza lleva impresa una dramatización, y alrededor de la misma se arman cuadros representativos con escenografías y personajes, quizás el surgimiento del Teatro sea mucho antes de lo que uno sabe por estos tiempos.

       Lo cierto es que, esta ciudad tuvo primero un “Cine-Teatro” cuando se construyó el edificio de la Sociedad Italiana, majestuoso lugar que ostentaba un escenario en donde el arte escénico tuvo poco protagonismo. Posiblemente el surgimiento de la actividad teatral en Añatuya, sea anterior, posiblemente...

       Hoy, de lo que tenemos certeza es que existieron expresiones teatrales surgidas de jóvenes espíritus, apasionados por la lectura de obras que supieron llevar a las tablas. Entonces, cabe considerar que los antecedentes del Teatro Añatuyense, se enmarcan en un momentos histórico concreto: 1980, situando a la práctica teatral dentro de una institución educativa: el INSTITUTO SAN ALFONSO MARIA DE LIGORIO, espacio donde el arte ha jugado un papel fundamental, pues, por iniciativa de la profesora María Cristina Ponce, se crea el TALLER DE TEATRO DEL INSTITUTO.

      A ella recurrimos para conocer cómo se originó el TEATRO en nuestra ciudad y nos cuenta que,  ese inicio no es azaroso, sino que tiene raíces muy profundas que se nutren de horas de lectura y la inquietud por concretar experiencias escolares con características estéticas y organizativas propias.

   De esta forma, nace el Primer Elenco teatral, que lleva al escenario la obra “Entremés del Mancebo que casó con mujer Brava” (Adaptación para teatro de Alejandro Casona) y estuvo conformado por: -Parados: Cristina Araujo;  María Cristina Ponce; Fabián Torrez; Mario Javier Boggetti: Graciela Santillán. Sentadas: Liliana Bonavita; Lucrecia Mamanicci; Marcela Ortíz y Carmen Díaz. También formó parte del elenco José Luis Yapur, quien hacía voces en Off.

Con una intensa actividad y ya reconocido con el nombre de Taller de Teatro del Instituto, tienen más de quince espectáculos estrenados, entre los que recuerda: “Cuidado con las bonitas”, de Alejandro Berrutti; “Señor, usted está loco” de Alberto Rizzo Patrón; “Los datos personales” de Julio Mauricio; “Quién mató a Facundo”; “El pordiosero loco”, de López de Gomara.

    Por algo más de veinte años, el trabajo diario de esta profesora al frente del Taller de Teatro le permitió llevar a escena a ciento de jóvenes que supieron dramatizar y disfrutar del arte escénico en obras como:”La isla desierta” de Roberto Arlt; “Los árboles mueren de pie” , “Siete gritos en el mar” y “La dama del Alba” de Alejandro Casona; “Una viuda difícil” de Conrado Nalé Roxlo; “Barranca abajo” de Florencio Sánchez.

   María Cristina Ponce no sólo formó parte del primer elenco teatral, sino que dirigió decena de obras y supo también poner su talento al adaptar para teatro el cuento “El joven del cuadro” de la escritora Adela Vettier.

  Entre tantas cosas que tiene para contar, María Cristina relata que en 1.992 participó con su grupo de teatro en el segundo concurso intercolegial de teatro organizado por la Fundación Cultural Santiago del Estero, con la obra “Las tres perfectas casadas”, obeteniedo tres menciones especiales.

    Posteriormente en 1.996 dirigió la obra “Vida de San Alfonso”, en la que participaron más de 80 alumnos en escena, en oportunidad de conmemorarse 300 años del nacimiento de San Alfonso de Ligorio.

   También cuenta haber llevado el Teatro al Instituto de Formación Docente Continua N° 1, donde se desempeñaba como docente. Allí dirigió la obra “Sempronio” de Agustin Cuzzani en el acto de celebración de las Bodas de Plata de la institución.

    -“Yo me jubilé en el 2.012 y para las Bodas de Oro del ISAL (2.013), mi regalo fué preparar una obra teatral...Presentamos Siete gritos en el mar... con exalumnos del Colegio y algunos chicos que cursaban ese año... colaboraron también los profesores...”

       En el año 2.014, la Agrupación El Umbral los invita a llevar al escenario del Centro Cultural Gottau la obra con la que supieron participar en Santiago del Estero.

   Finalmente, nos parece oportuno afirmar que los orígenes del Teatro en Añatuya se pueden rastrear en el teatro escolar de principios de la década de los ’80 y a partir de la iniciativa y esfuerzo para instaurar el teatro como una práctica escolar y porque no extraescolar de la profesora María Cristina Ponce.

    Hoy, DIA NACIONAL DEL TEATRO proponemos este primer recorrido por el Teatro añatuyense, desde el aporte de quien supo dar el paso inicial y crear puentes y conexiones con expresiones teatrales y artísticas entre los jóvenes.     

      Hoy,  desde añatuyaciudad.com.ar le rendimos un homenaje a esta mujer que tuvo el desafío de entusiasmar; de emocionar y conmover y que directa e indirectamente ha formado actores y actrices, que hoy siguen este apasionante arte.

         Y nosotros los subíremos a escena...-Que se abra el telón!!!...