Encontraron muerta y con una bolsa en la cabeza a una docente

Encontraron muerta y con una bolsa en la cabeza a una docente

Una docente, quien supuestamente atravesaba un mal momento emocional, habría protagonizado un entredicho familiar el domingo a la noche. Seguidamente, la mujer, identificada como Andrea Isabel Villafañe, de 41 años, ingresó a su domicilio, ubicado en calle Chacabuco sin número del barrio Esperanza de la ciudad de Bandera, departamento Belgrano. La hermana y su hija según manifestaron a la Policía, la dejaron sola y no la molestaron hasta que se tranquilizara.


Antenoche, alrededor de las 20, la hija de la educadora, de 18 años, se trasladó hasta la casa de su madre para visitarla y saber cómo estaba. Al ingresar al domicilio, la joven advirtió que su madre se encontraba tendida en un sofá-cama, tenía una bolsa en la cabeza y no presentaba signos vitales. La hija volvió sobre sus pasos y corrió a avisarle a su tía, quien se trasladó hasta la casa de su hermana y corroboró la lamentable noticia. Seguidamente, alertaron al personal policial de la Comisaría Comunitaria Nº 21 y se comprobó fehacientemente que la docente estaba sin vida.


Las circunstancias del escenario de hecho generaron que se preservara el lugar hasta la llegada de los efectivos de Criminalística y de la División Robos y Hurtos del Departamento de Seguridad Ciudadana Nº 13 de Añatuya, de la fiscal Alejandra Sobrero y de la médica forense.
Minutos antes de la hora 0 de ayer se inició el procedimiento, ocasión en la que los investigadores advirtieron que la bolsa que tenía en la cabeza estaba atada hacia adelante, había blísters de varios medicamentos y no se detectaron signos de violencia en el cuerpo ni en los accesos y bienes de la víctima.

La forense habría establecido que llevaba entre 20 y 24 horas sin vida. Se sospecha que la docente ingirió gran cantidad de pastillas y luego se ató la bolsa en la cabeza, antes de caer en inconsciencia. En este sentido, se estableció que habría muerto asfixiada. No obstante, la fiscal ordenó que el cuerpo fuera sometido a una pericia forense, por lo que fue trasladado a la morgue judicial.
Los investigadores advirtieron falta de higiene en el interior de la casa, lo que evidenciaba un abandono de los quehaceres domésticos, señalaron fuentes ligadas con la causa. Los familiares habrían revelado a la Policía que la docente presentaba signos de una aparente depresión.