Llegó borracho a la casa y atacó a mazazos a su hijastro de 15 años

Llegó borracho a la casa y atacó a mazazos a su hijastro de 15 años

Completamente fuera de sí, un obrero llegó a la casa que comparte con su actual pareja y su hijastro de 15 años. Amenazó de muerte a todos los presentes y luego atacó con una maza al menor. Le produjo fracturas. 
La denuncia fue realizada en las últimas horas del lunes, en la sede de la Comisaría Comunitaria 31 de Ojo de Agua por una mujer de 35 años. El hecho comenzó a ser instruido por la Unidad Fiscal de la circunscripción Capital. 
Según manifestó la madre del menor, minutos antes estaba en su propiedad, ubicada en el barrio Primero de Mayo, de la ciudad de Ojo de Agua. En ese momento, habría llegado el agresor. El sujeto habría estado reunido con un grupo de amigos, ingiriendo bebidas alcohólicas cerca de su hogar. 
El agresor estaba furioso. En primera instancia habría amenazado a su concubina, con quien reside en el lugar desde hace varios años. Le habría realizado una escena de celos. Por lo que el hijo de la mujer, al advertir la situación, intentó mediar y enfrentó a su padrastro. 
El sujeto tomó una maza de albañilería que se encontraba en una caja de herramientas que usa a diario. Sin mediar más palabras ni advertir nada a sus familiares, desató la locura. Sin piedad, comenzó a atacar con la herramienta a su hijastro. Lo derribó al piso, donde continuó propinándole golpes con el elemento contundente. 

Tras el brutal ataque a mazazos en contra de su hijastro, la mujer medió. El agresor decidió darse a la fuga del sitio. El ama de casa auxilió a su hijo y lo trasladó al hospital zonal de Ojo de Agua. 
El menor fue examinado por el médico de guardia, ya que manifestaba un fuerte dolor en una pierna. Se le practicaron los exámenes médicos pertinentes y se determinó que presentaba una fractura en la pierna izquierda. 
El menor quedó internado en observación para ser intervenido quirúrgicamente posteriormente. 
La madre de la víctima radicó la denuncia penal por el delito de lesiones calificadas en contra de su pareja, en perjuicio de su hijo. Por lo que la Policía inició una minuciosa investigación, con el fin de apresar al agresor. A requerimiento de la Unidad Fiscal interviniente, los uniformados realizarán un informe socio-ambiental y un relevamiento vecinal en el domicilio del damnificado, con el fin de determinar fehacientemente si el menor es víctima de hechos de violencia que no fueron denunciados oportunamente por su progenitora. 
En tanto, el damnificado comenzó a recibir asistencia psicológica, con el fin de afrontar la situación vivida.